Algo personal

Toda ilusión se mantiene con vida hasta que se deja de alimentar, hasta que se enfrenta con la realidad y te haces consciente que la vida no puede ser forjada a base de ilusiones, o si puede, si es parte de tu plan y te dedicas a caminar para hacer real aquello que tanto has imaginado.

¿Me doy a entender?

Veo el camino que he recorrido, aunque se que recién he iniciado un tramo que tanto había deseado, que es la residencia médica, pero veo el trayecto previo al ingresar… aún veo las huellas de sangre, los lagos que llené con mis lágrimas, y mi corazón roto con el que tuve que cargar gran parte del  camino, hasta que aprendí a rellenar las líneas con oro, y ese oro no es más que que el amor propio, y gracias a eso, llegar al perdón. Aún en ocasiones, mi corazón llora un poco, no por lo que ya ha pasado, ni por la ilusión de lo que pudo haber sido y no fue, llora un poco porque le parece inconcebibile como un ser humano puede lastimar a otro ser humano de manera consciente. Después veo los libros de historia, donde la humanidad está llena de anécdotas donde no solo fue un corazón roto, sino vidas enteras, violencia, falta de respeto a la vida y por supuesto a la merte, veo las imágenes y los escritos sobre la segunda guerra mundial, sobre los muertes de Siria, sobre la violencia en México, y siento hasta cierto punto vergüenza por permitir que alguien a quien yo ame, lastimara lo más bello que tneog y que me pertenecee, que es mi alma y mi corazón.  A veces el humano es tan egoísta, ¿por qué recordar algo así? ¿por qué estoy aquí en la terraza de un café recordando una etapa dolorosa de mi vida? ¿porque permito que estos pensamientos llenen mi alma y hacen que mi corazón se torne nostálgico? Para recordar la lección, no olvidar que mientras sea posible, hay que mantener el control de lo que se puede tener control: uno mismo.

Dejar de lado el egoísmo, amarse a uno mismo para así poder amar al prójimo, dejar de tener miedo, dejar de ver intenciones inexistentes en el humano de enfrente, hacer lo mejor posible, siempre ser cortés, decir “por favor” al igual que “gracias”, jamas llegar sin aviso, llamar antes de entrar, presentarse, saber lo que se pide para apreciar lo que se recib, y si no es así, retirarse con dignidad.

La edad no pasa en vano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s