Querido pasado:

Querido pasado:

Leí las intenciones detrás de tus letras, y te vi al otro lado de la mesa, te abracé y te vi a los ojos, escuché tus palabras, y presté atención a lo que me invitabas ver de tu vida. Vi la frustración de tu mirada al perder la jugada, y los silencios después de la sonrisa. Al finalizar la travesía, sólo te dejé ir.

Dulce pasado, aunque me tientas con tus mieles y placeres, no dejas de ser pasado, y jamás volverás a ser presente.

Adiós. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s