Cena

Ayer viví lo que es una decepción cuando se ve frustrado un día planeado desde hace tiempo. Traté de llevarlo con la mayor calma posible, y entre esa calma opté por aprovechar los faciales que regalan en Liverpool. Claro que caí en las seductoras manos del consumismo, específicamente de Clarins.
Creo que el plan es lo menos importante en estos momentos, lo principal es como se reacciona ante la decepción y la frustración, porque eso no es problema del otro, ese es tu problema… Por tener expectativas, y tu solución, si seguir esperando o hacer algo.
Fue ahí que llamé a una amiga, por fortuna respondió a mi llamado y fuimos a cenar.
He de confesar que me duele saber quienes son en verdad mis amigos y quienes solo están por morbo, curiosidad u obligación. Duele saber pero es mejor tener ese dolor a vivir en una mentira.
No se que estoy diciendo, solo escribo por escribir. Espero volver a tener mi escritura bonita y pulida como solía tenerla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s