Quizá

En éste caminar, tan cercano a un ideal, nos hemos alejado tanto, que el dolor cansa en aquellos lugares inesperados. 

Deseo que todo lo bello y magnífico aparezca en tu vida, y que no conozcas nuevamente lo que es sufrir, y mucho menos, sufrir de amor. Solicito a los entes divinos que en tu caminar, jamás pises alguna espina, y si te la encuentras, sé que la vas a amar tanto como a la rosa de donde se origina. Cordialmente me he comunicado con los espíritus lunares para que tu energía no se agote, pero descanses en el seno de tus sueños, sobre la cama de tu trabajo.

No me despido de ti, pero sé, que si ya no estamos juntos, es porque ya hemos dejado de aprender, uno del otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s