Miedo

Escuché unos cuantos fragmentos de historia, y te vi, sentado en esa silla, haciendo esas facciones tan característica, con tu dorado corazón a flor de piel… ¿que sucedió?

En ocasiones, cuando me vuelvo a encontrar contigo, creo que deseas que deje de conocerte, a veces, temo que ya no te conozco, o que jamás te conocí. 

Que horrible sensación, creer que conoces a alguien, al que has llegado a tener fuertes emociones, y en un atardecer, las sombras crean tu verdadera silueta. Quizá sólo existió esa luz en mi cabeza, y tú solo eras una guía. 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s