Paseo de Santidad

PASEO DE SANTIDAD.

Camina,

eres tú el que santifica el templo donde entras.

Dos alas de vacío surgirán de tu espalda,
tu mirada acunará el invierno, la calle, los perros,
hasta el polvo

y aquellos que saben y aquellos que no saben.

Arriba
un águila planea
encadenada a tu cráneo por un hilo de vértigo.

Un saurio hundido en el asfalto
cava bajo tus pasos un túnel de magma

y tu recorres la ciudad secretando
lentas perlas en el hueco de tus heridas

y sembrándolas en tus huellas.

Sobre las veredas entonces
florecen azares
donde se estrella el granito de los incrédulos.

No olvides: nunca estamos solos.

Poesofema de Marianne Costa, traducido por Alejandro Jodorowsky.

Cada acto de la vida diaria, es un paseo de santidad. Lo esencial, sólo es visible con el alma 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s