Recordando

Hay algunas horas del día en que te presentas a la puerta de mi mente, eres como una brisa casual, un atardecer impuntual o una taza de té olvidada en el microondas… Simplemente, haces acto de presencia, y te esfumas como la brisa, la luz de este día o el calor de la bebida…. Así, no más, no menos… Tocas la campana y te vas.
Pero, como te vas si nunca has estado presente? “Oscuridad, nada más”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s