Nos conocemos

Nos conocemos mejor que cualquiera, no sé si eso sea un punto bueno, o algún detalle que debería ser prohibido por los grandes maestros del universo. Conocer de manera profunda a un ser humano, conlleva una gran responsabilidad, muchos secretos, discreción, silencio.. inclusive debería de redactarse ante notario, que aquello que le conferimos en secreto, jamás lo vuelva a repetir, ni en pensamiento. Claramente es algo poco probable, pues es como el ejercicio de: “No pienses en un elefante blanco”, obviamente ya sabemos el resultado.

Cuando me he encontrado con tu familia, algunos detalles salen a la luz, procuro no hablar de ti y enfocarme en sus conversaciones, sin embargo, indudable y sardónicamente sales a la luz, es como si siempre tuvieses un lugar entre nosotros, y vienen a la mente aquellos secretos, que me he prohibido volver a repetir. Nos conocemos tan bien, no sé en que me pueda ayudar ese detalle, a esta desintoxicación que tanto trabajo me ha costado… tengo el diagnóstico en la punta de la lengua: Síndrome de abstinencia.

Hoy estuve a punto de buscar tu número (que gracias a los Dioses, no tengo costumbre de memorizarlos) y llamarte. Pero todo y nada pasó, el sol se ocultó, las estrellas volvieron a nacer y tu te quedaste nuevamente en mis pensamientos.

Un día a la vez: Día 12 (?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s