Agua y aceite; aire y fuego.

Tengo tu no-presencia  en mi piel, en mi sudor, en mi aliento, en esta  alma… y te pienso.

Que triste es tenerte y no tenernos, pensarte y no pensarnos, porque  esta luna que admiro, no es la misma que tu piensas, que tu creas.

Que triste está noche, mi noche, donde me percato de tú ausencia… y me dueles.

Insensatamente me flagelas con mi decisión, pasivo-agresivo, callamos, pero  te busco sin buscarte,  en las palabras, en los días rojos, lagrimeando estas manos en los días azules, sin ti.

. . . .Inicio el día 3.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s