Eres. . .

Eres la dulce adicción de mis recuerdos, poesía olvidada de mi vida, eres la escara mas hermosa de mi firmamento y la mirada añorada, cohibida.
Te conozco y me conoces, nos mentimos descaradamente y lo sabemos, porque nos conocemos.
Eres el vinagre en mi herida, la miel de mis palabras, la compañía más prohibida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s