Tafil, noche de

Será la taza de pasiflora o la tableta de olvido que devoré hace unos minutos, no lo sé. Solo se que te pienso, minuto a minuto, entre silencios, calladamente, a sols, y llega la luna, interrumpiendo.
Sonrío ante la presencia de una ausencia, con este delirio que la soledad hereda después de cierto tiempo de andar por los desiertos del amor no correspondido.
Será que Dios, los Dioses, lo que sea, l estar jugando ajedrez con los humanos, encontró el sanguinario placer de la duda?
Es un don y una maldición, estar certeramente segura de algo y dudar de su sombra. Es emocionalmente inhumano, tanto dolor y tanta incertidumbre….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s